Una apuesta por el empleo

Desde sus inicios, la Fundación ADISLAF ha procurado no ceñirse a los cuidados y el ocio de sus usuarios/as, y trabajar siempre por la autonomía personal de las personas con discapacidad intelectual. En la cima de esta autonomía se encuentra el empleo, que permite la realización individual, la adquisición de habilidades y la demostración de la capacidad que cada cual tiene. A través del empleo las personas ocupamos un papel activo en la sociedad y se nos remunera precisamente por las aptitudes que aportamos a la comunidad.

Esta apuesta es una apuesta de riesgo, porque supone desenvolverse en el campo de la competitividad y la eficiencia. A través de los centros especiales de empleo que promovemos, buscamos no sólo una solución de futuro para las personas con discapacidad intelectual, sino también el equilibrio económico del sector, es decir, la demostración de que estas personas son verdaderamente “rentables” para la sociedad, que pueden aportar beneficios a la comunidad como cualquier otra persona y que son capaces de demostrarlo con su trabajo día a día.

Desde 1990, la lavandería industrial Minueval, S.L., promovida por la Fundación ADISLAF, ha crecido hasta convertirse en una de las principales lavanderías de Aragón, empleando a 71 trabajadores, de los cuales 48 tienen discapacidad, especialmente intelectual. Factura anualmente más de 1.147.000 € y sus clientes son algunos de los grupos empresariales más importantes de la comunidad autónoma.

Recikla se ocupa de la recogida de aceites domésticos para su reciclaje. De esta manera  contribuye al empleo de las personas con discapacidad, ocupando a 31 trabajadores, 21 de ellos con discapacidad, a la vez que contribuye al desarrollo sostenible y el cuidado del medio ambiente. Se ocupa de la recogida urbana de Zaragoza y otros más de 14 municipios y comarcas de Aragón y da servicio también a empresas del sector hostelero.

El Centro Especial de Empleo ADISLAF realiza trabajos de manufacturado, tales como el montaje de grifería sanitaria, altavoces, tornillería y retractilado por termosellado. Nuestra especialización hace que el centro constituya una herramienta imprescindible para empresas que dadas sus características deben externalizar ciertos procesos productivos. El centro ocupa actualmente a 7 tabajadores, 6 de ellos con discapacidad intelectual.